Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012

Diferentes

Imagen
Hace muchos, muchísimos años en una lejana, lejanísima aldea del más alejado de los países, vivía la más grande de todas las enanitas del mundo. En la casa vecina habitaba el gigante más pequeño que jamás se pudo conocer en el mundo gigantil.
Cada mañana “Enorme” que era el nombre de la gigantesca enanita regaba las macetas de su balcón mientras “Diminuto”, el gigante, podaba el seto que separaba ambas casas. -¡Buenos días!, saludaba mientras sujetaba las tijeras podadoras con una mano y con la otra apartaba las ramas de verde aligustre.
-¡Buenos días!, respondía la chica, retirando las hojitas secas de sus geranios colorados.
Y tras estas palabras ambos se recogían dentro de sus respectivas casas.
Así pasaron cien días, con sus cien mañanas y sus cien buenos días, hasta que una mañana “Diminuto” al ver a “Enorme” aparecer en su balcón decidió continuar la conversación, y así lo hizo:
“¡Buenos días!” - exclamó. Y prosiguió diciendo: ¡Qué maravilloso día de sol! , ¿No?
La enanita…

Crónicas desde el cielo: Talía, la guía

Imagen
Caminaba despistado, con las manos en los bolsillos de su pantalón de color claro. La mirada perdida aún pensando en porque estaba allí en aquel extraño lugar y como había llegado a aquella situación, así se encontraba aquel hombre apuesto, alto, de pelo cano y tez morena caminando a través de aquella alameda repleta de extraños árboles esponjosos como nubes y suelo firme y empedrado con trocitos de piedra meteórica.

No había nadie a su alrededor, ni una luz al final del camino por lo que ni siquiera sabía ciertamente a donde se dirigía.
De pronto en uno de los lados del paseo creyó reconocer la silueta de una persona. Era alta, delgada y al pronto descubrió que de su espalda salían lo que parecían ser un par de alas de plumón blanco.
-“¡Hola Francisco!, ¿cómo estás?

-“Bien, contestó y preguntó entre curioso y asustado: ¿Nos conocemos?
Sí, amigo Paco, mi nombre es Talía, soy el ángel del teatro, algunos me llaman diosa pero realmente tan solo soy un ser de luz.

De una luz, t…

Crónicas desde el cielo: La bienvenida

Imagen
-¡Pásame la estela de brillo dorado!, ¡Y el traje de estrellas!, ¡El azul!, ¡Ese noooo!, ¡El azul celeste, no, el azul mar!
¡El maquillaje, deprisa, tiene que estar perfecto con la raya del ojo muy bien marcada y los labios suaves pero seductores¡- Así exclamaba Columba una maravillosa estrellita fugaz del hemisferio sur.
Nadie sabía el motivo por el que llevaba arreglándose toda la mañana de aquel, según el calendario terrenal 15 de marzo, iba de un lado para otro, preparando esto y arreglando aquello. Nadie se lo explicaba, nunca la habían visto así, ni siquiera cuando la feria y el circo Universal llegaban a su nube de terciopelo blanco.
Mientras en una constelación cercana , Carmesí, una maravillosa querubina de tez rojiza, también se preparaba para lo que parecía ser un grandísimo acontecimiento.
Vestía sus mejores alas de plumas de polvo de nebulosa y sus mejores zapatos de purpurina de estrellas.

Todo el mundo en la zona estaba extrañado de tales preparativos. Al i…

La dama del Alba de Casona

Imagen
La dama del Alba es una de mis obras de teatro favoritas.
El papel de la peregrina, es para cualquier actriz un lujo. Un reto y un gusto de interpretar.
Aunque hago teatro, en esta ocasión se trataba de dibujar me quede con una de las escenas de la obra que más me gusta. Se trata del momento en el que la peregrina habla y juega con los niños y para "Ilustrar", la ilustración y valga la redundancia he elegido la frase del abuelo que versa sobre el tema.
"Los niños juegan tantas veces con la muerte sin saberlo" (Acto 2º escena 3ª)
Espero que os guste. Aquí os dejo un fragmento de la versión realizada por rtve. En you tube tenéis la obra completa.

GONDROLINA, REINA DE LA NOCHE

Imagen
La pequeña Góndola veneciana, al llegar el carnaval, se tranforma en Gondrolina, mitad barcaza, mitad ave que fantasea "volando" entre los canales de la vieja ciudad.

Crónicas desde el Cielo: Recién llegado

Imagen
¿Quién es el último?, ¿quién da la vez?, perdone, me podía informar…
Caballero… oiga, así preguntaba aquel hombre a cada uno de las personas que allí se encontraban.
Era una larga fila, interminable en donde hombres, mujeres y niños guardaban una larguísima cola a la que no se le veía fin.
había personas de todas las razas y colores, altas, bajas, gordas y flacas e incluso se podía ver algún perro, algún gato y un par de pajarillos.
Aquel hombre gordito de blanca tez y pelo blanco andaba despistado estaba claro, nadie le contestaba y esto cada vez le ponía más nervioso.
A la lejanía oyó un murmullo, un hombre hablaba muy bajito de una manera muy sinuosa y le dijo en el  mismo tono: ¡Por favor, baje usted la voz, aquí todo es paz y tranquilidad y usted habla demasiado alto…
Perdone, le contestó es que por mi profesión estoy acostumbrado a proyectar mucho mi voz, sino el público no me oiría y eso sería imperdonable.
-¿El público?, es usted cantante, actor, político…

Actor, actor…