Dibujos, ilustraciones, diseño gráfico, artesanía...

Dibujos, ilustraciones, diseño gráfico, artesanía...

domingo, 9 de agosto de 2015

NUEVO PROYECTO: El tamborilero del Bruc /El timbalier del Bruc

¿Rojizo, amarillo, azul grisáceo, tonos rosados, sepia, azulados?, ¿Cuál os gusta más?

Este mes de junio la leyenda del Tamborilero del Bruc hizo 207 años; fue en junio de 1808 que el sonido de un tambor contra las montañas de Montserrat contribuyó a la retirada de las tropas francesas que querían llegar a Manresa, desde de Barcelona, ​​por El Bruc y el cerro de Can Maçana. La proeza de Isidre Lluçà.
¿Quizás en tonos verdes?

Precisamente fue en este mismo mes cuando me encargaron hacer mi versión ilustrada de este personaje catalán. Y en ello estoy. 
De momento todo son bocetos, pruebas e ideas, documentación de los vestuarios y uniformes de la época, pero poco a poco irá tomando forma... espero.
Os dejo una de las primeras pruebas en varios tonos, quizás al final el cuento vaya en color, pero todo son posibildades ante este nuevo e ilusionante proyecto.
Os iré contando.
¿A vosotros cual os gusta, más?


Y como supongo que muchos no conocereis la historia aqui os dejo el cuento/ leyenda, ¿Quizás realidad?
Espero que os guste y que si os apetece me dejéis vuestro comentario.

El Tamborilero del Bruc, siempre se ha considerado una leyenda, pero ahora una investigación en la que colaboran estudiantes de la Universidad de Barcelona, ​​dirigida por el artista e historiador Marc Sellarès, especialista en las batallas del Bruc de 1808, intenta demostrar que quizá sí fue real. el-timbaler.
Tras la entrada de las tropas napoleónicas en España en 1808, en Manresa se quemó el papel sellado francés, grabado con un impuesto y que se usaba para ciertos documentos jurídicos.
Este hecho sirvió de excusa al ejército francés para enviar una columna de castigo, que en realidad se quería apropiarse de los polvorines de la ciudad.
En su marcha hacia Manresa, los franceses pasaron por El Bruc y por el cerro de Can Maçana, donde los atacaron los somatenes.
Dicen que el tambor contribuyó a esta derrota inesperada.
Durante siete años, Sallarès ha llevado a cabo una extensa investigación para demostrar si es cierto o no que el repique del tambor echó los soldados franceses porque creían que los atacaba el ejército español, que se habría unido a las fuerzas de los somatenes.
El historiador Marc Sellarés ha explicado que empezó esta búsqueda para hacer realidad el sueño de su infancia de encontrar el escenario de las batallas de El Bruc, donde, de pequeño, imaginaba “un campo de batalla lleno de espadas y escudos”.
“Al analizar la batalla a partir de toda la información que he recopilado de los movimientos de las tropas, del lugar y el-timbaler_006 del momento en que el dieron el contragolpe, puedo determinar con mucha precisión el lugar desde donde el Timbaler podría haber tocado mientras sus compañeros saltaban sobre los soldados que esperaban en un collado”, ha asegurado Sellarés.
La orografía del terreno señala que el cerro de Les Torres de Can Maçana es “por lógica” el único punto desde donde los somatenes, que llegaban rearmados desde Sallent y Santpedor, pudieron iniciar el contraataque sobre las tropas francesas.
“Otro acceso a la zona habría hecho visibles a los somatenes y no habría permitido el ataque por sorpresa a los soldados franceses que estaban custodiando una zona determinada y que fue donde comenzó la reconquista de esta batalla”, ha afirmado el historiador. La investigación parte de la hipótesis de que el tambor del Bruc existió realmente “porque hay documentos que hablan de él”, defiende Sellarés, que menciona como ejemplo una noticia publicada en el ‘Diario de Manresa’ del 29 de noviembre de 1808 referente a una fiesta de Santpedor en la que se dice que “desfiló el famoso tambor del Bruc”.
 La víspera de la batalla, el día 5 de junio de 1808, se cortaron pinos y cavaron fosas para cerrar el paso a los franceses. Los efectivos de la columna francesa sumaban 3.800 hombres. El resultado de la emboscada estratégica del día 6 de junio fue la retirada de la columna francesa, con 300 efectivos muertos y uno de los cañones perdido en derrumbarse el puente de Abrera, cuando se retiraban.


No hay comentarios: